Que rica perra madura me conseguí para coger el fin de semana

Para los que dudan que ir a un bar no es agradable, quiero contarles esto. Resulta que me encontré a esta preciosidad, ¡Sola!, ¿pueden creerlo? Pues, total, aunque dudé un poco, al final me armé de valor, y fui a donde estaba ella. Con un poco de nerviosismo, inicié diciéndole hola. Creo que ella notó que soy un torpe con este tipo de cosas porque me miró de forma compasiva, pero divertida. Hola, me dijo, y luego, todo fluyó de forma divertida. Nos la pasamos tan bien que las horas se hicieron cortas, tanto que al final decidimos prolongar nuestro encuentro, y pasó esto. 

Videos recomendados