Que rico es sentirte entrando una y otra vez en mi verga

Cada que pienso en ti, la verga me duele muchísimo, no sólo porque sé que tus nalgas me van a maltratar, sino porque sé que te encanta. Una vez que te montas encima de mí, es casi imposible que te bajes. Te encanta saberte dueña de mí, de mi verga que acaba bañada de tu humedad, de tu deseo. Y pues, eso es algo que me deja siempre queriendo más de ti, de tu presencia, de tu sexo, y desde luego de ti. Quiero que ya llegue el día otra vez, para seguir dándote lo tuyo, perrita mía, sé que también tú lo deseas.

Videos recomendados