Que rico te miras tragándote mi verga antes de que te culee

Ahora
que ya somos novios, la neta es que no puedo dejar de meterte mano mi amor,
pero tú tienes la culpa por estar así de rica. Esas chichotas tuyas son una
dulce perdición y me hacen que la verga se me ponga como tramoya de trapecista,
o sea bien firme.  Además esa vocecita de
niña tierna y golosa, bueno, me erizan la piel y me ponen realmente mal… Y lo
sabes, por eso te ríes y me haces padecer diciéndome que no te voy a coger,
mientras me muestras tu trasero y te tocas las tetas. 

Videos recomendados