Quedo pasmada al sentir mis dedos deslizándose en su vagina.

Estábamos haciendo un 69 bien rico chupándonos todo, cuando de repente se me antojo meterle mis dedos en su vagina mojada y cálida. Específicamente le metí dos dedos dandole un masaje intenso, mi novia quedo pasmada de sentirme bien adentro de ella y mientras la excitaba con mi enérgica masturbación le mordía su ricas nalgas y apretaba sus tetas, todo este trabajo para ponerla bien caliente, meterle la verga y gozar por completo de su cuerpo.

Videos recomendados