Querías que te cogiera, no, ahora no llores y muévete

Me dijo que le encantaba, que si se lo pidiera, ese mismo día se iba a vivir conmigo, y pues así fue. Sólo vean cómo le doy una buena culeada y la muy putita gime y llora pero no se detiene. Al parecer ya la tengo bien amaestrada a mi putita. Y pues, los frutos de esa dominación se ven así, teniéndola bien cachonda y disfrutando de mi deliciosa verga que tanto le gusta. Es sin duda de lo mejor que me ha tocado vivir con ella, por eso procuro no pasarme de la raya y dejar que disfrute más de lo que llora por el placer culposo que le doy al cogérmela sin condón.

Videos recomendados