Se la clave de perrito y no se la saque hasta venirme adentro.

Desde antes de llegar al motel ya traía la verga bien parada y es que con solo verle las nalgas me pone la reata bien babosa, esta nena tiene el poder de ponerme caliente con solo tenerla cerca. Cuando llegamos al cuarto ella se coloco de perrito y no me resistí en metérsela, estaba tan rico entrando y saliendo de su caliente vagina que no le saque la verga hasta llenársela de mi néctar, la nena estuvo empinada durante toda la noche gozando de mis empujones.

Videos recomendados