Se la metí sin descanso porque mi mujer es exigente en la cama.

Como esposo tengo la responsabilidad de atender a mi mujer en la cama como se debe y mi vieja en ese terreno es muy exigente, algo que me gusta porque siempre cargo unas ganas de coger bien intensas, me parece que por esos somos el uno para el otro. Ella es una mujer muy callada y disimula muy bien lo puta que es en la cama ademas me gusta su discreción porque a solas en la habitación se transforma en la puta que me gusta coger.

Videos recomendados