Si sigues gritando me va a doler la verga de tanto metértela

Te lo dije varias veces, pero no me escuchas: «si sigues gritando me va a doler la verga de tanto metértela». Pero parece que te digo lo contrario, de hecho eso es un reto, uno difícil, por cierto. Lo sé porque cada que te penetro, siento como aprietas las piernas para sentirme mucho más. Sin duda, esos gritos, tus gemidos son de campeonato, de palabra de honor. Lo que sea que le dé sentido a la frase: eres fenomenal, es bien recibido, pues el sexo, es fenomenal de muchas maneras. Su cara gozando de mi pito me hace sentir como todo un semental.

Videos recomendados