Siempre que me baño junto con mi esposa me la termino cogiendo.

Es algo imposible no meterle la verga a mi esposa mientras nos bañamos, entro a trabajar mas temprano que ella de esta manera siempre entro al baño antes pero mi mujer siempre me alcanza en la regadera y cuando me pide que le enjabone la espalda le termino mintiendo los dedos en la vagina y acariciando su clítoris y después de ese contacto tan rico la erección es inevitable la cual tengo que calmar metiéndole la verga de perrito.

Videos recomendados