Sin preguntar la culona se monto en mi miembro

Me invito a su casa a platicar, pero en el fondo conocía sus negras intenciones, la gorda quería comerse mi verga. Estuvimos bastante tiempo hablando en la sala, cuando de repente se inclino hacia mi hombro, como buscando besarme, la verdad andaba algo caliente y la termine besando. Los besos empezaron a ponerse mas intensos, pasando por su cuello, bajando hasta sus tetas, donde me quede chupando sus pezones. Cuando me di cuenta y sin preguntar la culona, estaba bien montada en mi verga, la mujer tenia ganas de coger y no se detuvo hasta conseguirlo.

Videos recomendados