Su cuerpo caliente pedía a gritos que la hiciera mía

Después de una noche tranquila de cine y cena, me confeso que se sentía un poco extraña, que era la primera vez que sentía algo así, pero tenia que decírmelo antes de llegar a su casa, me admitió que se sentía muy caliente, que desde que me vio lo sintió, que su cuerpo le pedía coger a gritos y no podía ignorar ese deseo tan fuerte. Al tocar su piel se erizo, en ese momento sospeche que íbamos a coger bien rico, estaba muy sensible, apenas acaricie su panocha sobre su pantalón se sentía bien humedad, en ese momento nos fuimos coger, convirtiéndose en una de mis mejores citas.

Videos recomendados