Su ropa interior de encaje es la que me pone bien caliente.

La mujer tiene una fijación en comprar lencería sexy, pero la verdad que bueno que la tienen, ya que ver a una nena con lencería de encaje es lo mas rico. Por ejemplo, mi mujer siempre que quiere coger se pone encaje blanco, para conseguir que se la encaje toda la noche. Anoche llegando a casa mi esposa me recibió con lencería nueva, sentí que mi verga me creció varios centímetros con solo verla, mi mujer sintió mi miembro caliente, sus latidos aumentaron de intensidad, su vagina quedo dilatada al instante, me acerque a su humedad cueva y me la coji toda la noche.

Videos recomendados