Sujeto mi miembro y se lo enterró despacio en su rica vagina.

Estábamos ya completamente desnudos en la cama besándonos y calentándonos cuando sin decirme nada la flaquita sujeto mi enorme miembro venoso y se lo fue enterrando muy despacio por su rica y estrecha vagina, esa panocha se encontraba deliciosamente caliente y húmeda. Podía sentir como penetraba y atravesaba cada pliegue con suavidad mientras su cuerpo disfrutaba como la metía y sacaba de su cavidad ardiente de sexo.

Videos recomendados