Tienes el culo tan apretado que es difícil no acabar en ti

Me gusta que me ayudes a separarte las nalgas para que mi verga te entre más. No sé, creo que es algo que bien vale la pena disfrutar. Tú eres sensacional, lo sabes, por eso me dejas siempre con ganas de más. Para que regrese por más, me dejas siempre «picado», la táctica, tu táctica, siempre es la misma. Primero, me besas dulcemente, me haces anhelar tus labios, sentir tu piel, y luego, como por arte de magia, me retiras. Y cuando estoy a punto de rendirme, otra vez me atraes y me dejas hacer y deshacer contigo. Es delicioso recordar esos momentos.

Videos recomendados