Toda la noche perforando de perrito el culo fogoso de mi mujer.

Las noches de sexo con mi mujer no pierden pasión a pesar de los años que llevamos casados, mi vieja tiene un culo bien fogoso el cual apenas lo veo me deja la verga bien babosa y cuando la pongo de perrito ese culo se convierte en el paraíso. Ayer estuvimos clavando hasta el amanecer porque se la paso empinada y en esa posición mi verga no descansa y se la pasa erguida como un roble, hasta sacarle varios orgasmos a mi hermosa mujer.

Videos recomendados