Un roce entre mi verga y su culo fue suficiente para convencerla.

Una vieja amiga de la escuela me termino entregando su delicioso culo, cuando estudiábamos juntos fue la novia de uno de mis mejores amigos y por ese motivo siempre me quede con las ganas de destrozarle el culo con mi embestidas, pero el destino hizo que me la encontrara de nuevo y en esta ocasión no iba a dejar que se fuera sin su buenas penetradas, después de una larga platica de recuerdos un ligero roce con mi verga bien dura con sus nalgas fue suficiente para convencerla de entregarme ese rico culo.

Videos recomendados