Ya es toda una mujer pero aún no sabía lo que era un orgasmo

Aunque ya es una mujer en regla su pobre vagina aún no recibía a un hombre que le diera el placer más grande toda mujer: un orgasmo para recordar. Obvio que no todo comienza así, siempre hay que llevarlas de a poco. Como con cualquier hembra es necesario llevarla de a poco, dejarla que se sienta cómoda, querida, deseada, y entonces, cuando esté en lo mejor, besarla lentamente… Quitarle el aliento con un beso mientras rodeas su cintura y la aprietas contra ti. eso no falla nunca, bueno, a mí nunca me ha fallado… y mira como gime ella ya desnuda, pidiendo, implorando que siga con mi labor hasta desfallecer dentro de ella.

Videos recomendados