Ya que su marido no la atiende buscó un amante

Ya que su marido no la atiende buscó un amante cumplidor y cachondo.  Un hombre que le guste coger cuando a ella se le antoje. Y pues, como la perra no tiene llenadera, obvio que busca quien le pueda dar rico. De esa forma encontró en el sobrino de su marido a la pareja perfecta. Este hombre es el que mantiene en buen estado a la putita, la llena de leche y la abraza cuando termina de cogérsela. Desde luego que este trato es el que tiene en las nubes a la pobre mujer. Ahora en adelante, ya jamás va a sentirse sola y triste.

Videos recomendados